REIKI

EL ORIGEN DEL REIKI

La historia de cómo surge el Reiki se ha transmitido verbalmente, del Maestro Reiki al alumno, en forma de “leyenda”. El Reiki lo descubrió a finales del siglo XIX un sacerdote japonés, Mikao Usui, que era un pastor cristiano y presidente de un pequeña universidad de Tokio.

 

Usui dedicó muchos años a descubrir cómo Jesús y Buda habían sido capaces de curar, en una búsqueda que lo llevó a investigar las escrituras cristianas y budistas. Estudió sánscrito (la antigua y sagrada lengua hindú) para poder leer y comprender los escritos originales budistas, y pasó bastante tiempo en un monasterio budista donde el abad le aconsejó que meditara para encontrar las respuestas que estaba buscando.

 

Usui se embarcó en una meditación y ayuno de 21 días en una 

 

montaña sagrada, el monte Kurama, cerca de Kioto. En el último día logró la iluminación, entró en un estado despierto de consciencia en el que vió los símbolos que había observado anteriormente en las escrituras budistas. Al mismo tiempo se le otorgó poderes y una poderosa fuerza curativa. La aplicación, conocimiento y significado de los símbolos y mantras le fueron revelados. Cuenta la historia que vió una luz brillante en el cielo que se movía rápidamente hacia él; le tocó en el centro de la frente (el tercer ojo) y se sintió en un estado de conciencia expandida. Entonces se le apareció una gran luz blanca, en la que reconoció los símbolos de los sutras (escrituras budistas) en sánscrito, en oro reluciente.

 

Durante su descenso de la montaña, Usui se hizo daño en el pie, lo que le provocó un dolor punzante en el dedo y sangre. Cuando puso sus manos alrededor de su pie, la sangre dejó de brotar inmediatamente y el dolor se disipó. Esta fue su primera experiencia de curación rápida y espontánea. Más tarde curó el dolor de muelas de una joven y la artritis del abad. Supo entonces que había conseguido finalmente lo que había estado buscando: estar iluminado y tener acceso a la energía curativa. A esta energía la llamó Reiki.

EN QUÉ CONSISTE EL REIKI

El Reiki es un método de curación sencillo y natural. Es suave y potente a la vez, y aporta plenitud tanto al donante como al receptor. El Reiki es una antigua técnica de imposición de manos donde el terapeuta actúa como canal de la energía Reiki, primero para que fluya por él, y segundo para pasarla al receptor (la persona que necesita la curación). Mientras toca el cuerpo del receptor enfermo, el terapeuta se convierte en un eslabón de la fuente de curación.

 

 

 

 

COMO FUNCIONAN LOS CURSOS DE REIKI

Los cursos de Reiki fueron introducidos en occidente según el método de Hawayo Takata. Se describen tres niveles en los cuales se enseña y se pone en práctica la terapia de imposición de manos, cómo usar la energía sobre sí mismo y a hacer tratamientos a los demás para la sanación.

 

Con cada nivel de Reiki el maestro aumentará la calidad de la energía sobre el cuerpo etérico del alumno, haciendo del aspirante un instrumento refinado y un potente catalizador de la energía universal.

 

Reiki es un sistema donde se desarrollan los poderes latentes en cada ser humano. Una filosofía de vida donde podemos transformarnos en la verdadera esencia, la chispa divina que habita en cada uno de nosotros, reconociendo nuestras limitaciones y aumentando nuestra calidad de vida como seres humanos.

ACREDITACIÓN

Nuestros cursos de Reiki están respaldados por la Federación Española de Reiki, por lo que todos los diplomas que entregamos están reconocidos por la misma institución.

MAESTRO DE REIKI USUI

El camino del Reiki no es solo una simple técnica, es mucho más. Todavía recuerdo la sensación después de mi primer tratamiento, tuve la experiencia de paz y relajación más maravillosa que he sentido nunca. Entonces algo en mi se despertó: la necesidad de sentir de forma constante esa felicidad y paz que había experimentado. A raíz de esta experiencia decidí continuar con mi formación, que como siempre digo es para toda la vida. Reiki como filosofía de vida, me hace vivir cada día como si fuese el primero y el último, o al menos en eso consiste la práctica. Relacionarnos más íntimamente con nuestra verdadera naturaleza que no es otra que esa paz y felicidad que se encuentra siempre presente. Desde el año 2010 me encuentro inmerso en la transmisión de las enseñanzas del Reiki y continúo hasta la fecha impartiendo cursos para todos aquellos que quieren un cambio en sus vidas, y sobre todo que anhelan encontrar definitivamente ese hogar en si mismos de inamovible paz.

Plataforma de maestros de Reiki federados:

Javier nº Federado: 4948

Gerson nº Federado: 6281