TESTIMONIOS

Si eres o has sido alumno nuestro

y te gustaría compartir tu

testimonio o experiencia personal

con el curso que has hecho

en nuestra escuela, ahora puedes hacerlo enviándonos tu texto a:

escuela@yogajivadaya.com

poniendo en el concepto del email:

"Testimonio"

"Empecé en el yoga de la mano de alumnas formadas en esta Escuela y a los meses ya sentí que quería crecer con vosotros. Os estoy Inmensamente Agradecida por esta formación que tanto me ha aportado. Admiro con la sabiduría y sencillez que enseñáis, hacéis que sea un crecimiento personal y no una Asana perfecta y para mí es la única o la mejor vía de luego transmitir nuestra pasión por el yoga. A veces no tenéis que hablar mucho, solo hay que observaros y nos hacemos conscientes de que es una manera de vivir y un sentir. Nos dijisteis que el yoga es para valientes y hasta en los momentos más duros de la formación, nos habéis arropado. Cuidáis nuestro alma, nos llenáis de anécdotas dentro de la filosofía más densa, ponéis luz en esos libros y en nuestros caminos. Sois maestros vocacionales, apasionados y el mejor reflejo del yoga clásico. Sois exigentes con nosotros por el máximo respeto y amor que esta disciplina se merece y estoy muy feliz y plena de teneros en mi camino y de formar parte de esta preciosa familia. Os quiero muchísimo!"

Manuela Vidal

"Cada día que pasa, me siento más afortunada de que seres tan llenos de luz y amor como vosotros se hayan topado en mi vida, no sé que sería sin vosotros, pero seguro que no sería la misma persona, gracias a que un día probé una clase de Yoga con Gerson, descubrí todo el potencial que había dentro de mi queriendo salir y desde entonces, 17 meses después, puedo decir con la boca llena, que mi vida ha cambiado, que no la puedo concebir sin el Yoga, que no sólo ha cambiado mi salud, sino mi forma de ser, de ver las cosas, de valorarlas e incluso de afrontarlas, quiero seguir recibiendo vuestras enseñanzas día a día que me aportan tanto y conocer más de ésta disciplina que me ha enamorado y de la que ya se que no puedo escapar, sólo puedo daros las GRACIAS y desearos lo mejor del universo. Namasté queridos profesores. Om Gam Ganapataye Namaha".

Rosa García Barrios.

"Al principio no estaba segura de si esta formación era para mí, pero he de reconocer que cada seminario estoy más agradecida a esa llamada que me condujo a Javier y a Gerson. Nunca imaginé que dentro de mí podía haber tanto poder, tanta magia, hasta que ellos me han hecho abrir los ojos y des-cubrir un mundo increíble, tanto fuera como dentro de mí. Qué pena que no nos enseñen todo esto desde pequeños en la escuela, cuánto sufrimiento se ahorraría el mundo. Hacen falta profesores y gente capacitada para difundir estas enseñanzas, para mí es la cura que el mundo hoy en día tanto necesita. Me es difícil describir la armonía que se ha instalado en todos lo ámbitos de mi vida, y que está contagiando a toda la gente que me rodea. Gracias profesores por vuestra luz que está iluminando mi camino!!".

Pilar Castellanos Lara.

"Este curso ha sido una de las experiencias más beneficiosas de mi vida porque gracias a él se ha dado una revolución y cambio brutal en mi interior, despojándome de antiguas e inútiles creencias y permitiendo una renovación de ellas. Me siento muy agradecida y bendecida por haber compartido esta experiencia con mis estupendos compañeros de los que tanto he aprendido y que tantos nervios hemos compartido y con los que estoy segurísima seguiremos en contacto durante mucho tiempo¡¡ Y a los profesores no me cansaré de agradecerles todo cuánto me han enseñado y me enseñan cada día. No sólo son para mí los mejores profesores, atentos a ayudarte, inspirarte y aconsejarte, sino además como personas son dos seres maravillosos¡¡ Gracias a todos por compartir esta etapa tan bonita de mi vida¡¡".

Isabel García Perujo.

"Muchas gracias por otro estupendo fin de semana! Os llevo conmigo cada día hasta el próximo encuentro!".

Elena González Triguero.

"Para mi ha sido una experiencia unica esta formacion.. Como es posible que te encuentres tan agusto y tan "donde tienes que estar" en todo momento. La respuesta es, que con dos profesores como vosotros que haceis sentir bien a la gente, guiandonos para que encontremos el camino de vuelta a nuestros almas. No es dificil crecer asi, es un placer poder volver a casa, y por fin encontrar un descanso. Siento paz, harmonia y felizidad cada vez que hemos tenido un seminario. Doy gracias a dios por haber cruzado nuestros caminos. Namaste".

Sofi Gibson.

"Cuando alumno esta preparado aparece su Maestro.Y si son dos …aun suerte doble,gracias por enseñar nos y guiar por buen camino a la felicidad no solo a nosotros ,también de alguna manera a nuestros seres queridos que están con nosotros.Miles gracias!!!!!!".

Alla Klynova.

"Doy gracias al Universo por poneros en mi camino, este curso ha cambiado mi forma de ver la vida, atreverme a hacerlo ha sido la decisión más acertada que pude tener en su día, deseo seguir nutriéndome de vuestra sabiduría y poder ayudar a los demás como vosotros lo habéis hecho conmigo. Sois LUZ. NAMASTÉ".

Teresa Rueda Álvarez.

"Quiero agradeceros el camino tan maravilloso que me habéis ayudado a emprender. Me siento inmensamente afortunada de haberlo iniciado a vuestro lado y de teneros de mentores y guías, ya no solamente a lo largo de este curso, sino que ahora sois parte de mi vida.  

Siempre, he tenido vuestro incondicional apoyo y os lo agradezco desde el fondo de mi corazón. 

Me siento bendecida por la vida por haber hecho que nuestros caminos se crucen y vivamos esta experiencia juntos. 

Os quiero. Un abrazo de luz".

Sandra Becerra.

"Super feliz y agradecida por estos 9 meses de formación. No quiero pensar que es el fin, sino el comienzo, donde nuestros maestros nos sueltan de la mano para que sigamos por este camino tan maravilloso en el que nos han iniciado. Gracias a Yoga Jiva Daya por hacer que esto sea posible, por todo el apoyo, por las ganas y el impulso para continuar siempre adelante y ayudarnos a crecer. Gracias a mis compañeras por todo el apoyo, complicidad, cariño, me he sentido como en casa y sin vosotras desde luego no hubiese sido igual.".

Montse Sotelo.

"Un finde intenso y lleno de satisfacciones... solo se me ocurre cerrar el telón con una bella melodía... gracias Yoga Jiva Daya, es un placer crecer con vosotros...".

Elena de Montserrat.

"Empecé con el yoga con profesoras/es de la escuela Yoga Jiva Daya, que han sido los que empezaron a enseñarme la esencia del yoga y fue por lo que sentía la necesidad de saber más. Gracias a mi gran amiga Teresa Rueda y a mi seño/amiga Sandra Becerra fueron las que me animaron a realizar el curso. El curso ha cumplido totalmente mis expectavitas e incluso me ha aportado mucho más de lo que me imaginaba. Para mí opinión, si se quiere realizar una formación de instructor de yoga, es necesario formarte antes en la base de la filosofía del yoga. Hay tantas cosas necesarias, importantes y bonitas que aprender. Y es, en este curso, donde te aporta todos esos conocimientos, ya que el yoga no es sólo la práctica sino que requiere de muchas más cosas importantes. He tenido la oportunidad de tener a dos grandísimos profesores. Lo han sabido explicar maravillosamente bien y han conseguido que me adentre a un nuevo camino. Es un curso que lo hacen con mucha dedicación, no falta detalle. Y siempre estar infinitamente agradacedida a mis maravillosas compañeras con las que he realizado el curso. Sin ellas no hubiera sido posible. Animo a todas las personas que realmente quieran saber la verdad del yoga que realizen está formación. Gracias".

Vanessa Romero.

"Hoy ha llegado a su fin la formación y ya puedo decir que soy profesora de yoga... Pero esta formación me ha dado mucho más que esto, siento que soy una Mariví distinta de la que comenzó, más completa, más tranquila, más feliz ... Estoy enormemente agradecida a mis profesores que me han acercado a esta gran filosofía de vida y que han sabido transmitirme la esencia de la misma... Una nueva senda se abre en mi camino y el primer paso ya está dado, ahora toca seguir caminando sola, pero sé que no lo estoy, una gran luz alumbra mi camino... Gracias infinitas".

Mariví Menacho.