Maestros del Yoga

En nuestro camino han ido apareciendo seres extraordinarios que con su inmenso trabajo, sacrificio y entrega han llegado a un conocimiento y una comprensión ilimitados. Su sabiduría infinita y su ejemplo hacen de ellos perfectos modelos a seguir.

 

  • Gu, que significa "oscuridad".

  • Ru, que significa "lo que destruye".

 

De esta manera, el maestro espiritual destruye con la enseñanza la oscuridad producida por el desconocimiento del discípulo.

 

Este espacio lo dedicamos especialmente a ellos. Estamos inmensamente agradecidos por toda la luz que nos han aportado y nos siguen aportando.

 

OM GURU DEV NAMO.

Swami Sivananda

1887 - 1963

 

"La salud es riqueza.

La paz mental es felicidad.

El yoga nos muestra el camino".

Omraam Mikhaël Aïvanhov

1900 - 1986

 

"En el silencio se puede oír la voz de Dios.

Si esta voz dirige al hombre,

éste anda por el camino de la felicidad y de la eternidad".

Swami Vishnudevananda

1927 - 1993

 

"La verdadera religión es hallar a Dios en el corazón de los hombres".

Sri Bhagavan Ramana Maharshi

1879 - 1950

 

"Sólo la humildad puede destruir al ego.

El ego le mantiene a usted muy lejos de Dios...

La puerta a Dios está abierta, pero el dintel es muy bajo.

Para entrar uno tiene que inclinarse".

Sri Papaji

1910 - 1997

 

"Tu verdadera naturaleza es silencio".

Mata Amritanandamayi (Amma)

1953 - Presente

 

"Protégeme dándome fe".

Paramahansa Yogananda

1893 - 1952

 

"Ora persistentemente, hasta que tu cuerpo y mente se encuentren totalmente subyugados; entonces recibirás la respuesta del Señor. Personalmente, he comprobado que mi más mínimo deseo es siempre cumplido".

Sri Anandamayi Ma

1896 - 1982

 

"El momento que pasa no regresa. El tiempo tiene que ser bien utilizado. Solamente cuando se gasta en el esfuerzo de saber "¿quién soy yo?" ha sido bien utilizado".

Baba Muktananda

1908 - 1982

 

"Honra a tu propio ser, adora a tu propio ser. Medita en tu propio ser. Dios vive dentro de ti como tú mismo".

Swami Satchidananda

1914 - 2002

 

"Sólo un santo, un renunciante, es siempre feliz porque un santo no tiene nada que perder. Porque no tienes nada, siempre te tienes a ti mismo. Ese es el secreto. Al renunciar a las cosas mundanas, tú posees la propiedad sagrada más importante: tu paz".

Bhagavan Nityananda

1897 - 1961

 

"El corazón es el eje de todos los sitios sagrados. Ve allí y explora".